Educación Social & Nuevas Tecnologías (NTIC)

La ciencia cuestionada: sectas religiosas, verdad y conocimiento.

Posted in Documental, Epistemología by Juan A. Pérez on 4 marzo 2009

.

Charles Darwin

La sectas religiosas, sus fundamentalismos irracionales y sus dogmas racionalizados contra la razón, la ciencia y la teoría de la evolución.

.

Los dioses y la razón a juico.

.

¿Razón o fe?

.

¿Ciencia o teología?


.

La ciencia en duda.

.

.


.

d

.

.

.

¿Creacionismo? ¿Complejidad irreducible? ¿Diseño inteligente?

.

¿Charles Darwin y la ciencia o los dioses y los dogmas de fe?

.

Teoría de la evolución.

.

El origen de la especies.

.

Evolución biologica.

.


Vivir para ver…

Anuncios

10 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Quique said, on 6 marzo 2009 at 8:10 pm

    Bueno, bueno. Ya sabes que me ibas a encontrar aquí jajaj.
    Sobre el vídeo, bueno, ¿qué más se puede decir? El diseño inteligente es la última estratagema de la religión para ir en contra de la incontestable y demostradísima teoria de la evolución. Es de verguenza que en algunos colegios norteamericanos se estudie el creacionismo, o sea, la superstición. El loby católico aprieta, vaya si aprieta. Que se siga utilizando a Dios para negar las pruebas, los hechos y la razón, en pleno siglo XXI, dice mucho del poder que todavía tiene la religión.
    Pero, no sé, no sé, si alguien no viera el vídeo y sólo se quedara con tus comentarios escritos, creo que diría que te situas en un sospechoso punto medio: como si el discurso religioso y supersticioso estuviera en el mismo plano de rigurosidad que el científico, ¿o es sólo imaginación mia?. ¿De verdad te merece el mismo crédito la religión que la ciencia? ¿de verdad crees que los argumentos del diseño inteligente pueden poner en duda algo tan sólido y demostrado como la teoría de la evolución? ¿o los interrogantes son sólo para animar el debate?
    Un saludo.

  2. educathor said, on 8 marzo 2009 at 2:32 pm

    Hola Quique.

    Cuando he visto que tenía un mensaje me he dicho:”seguro que es Quique”. Y, efectivamente, era Quique.

    Quique me sorprenden tus comentarios. Te ruego que seas más explícito. En que te basas para sacar las conclusiones que sacas.

    ¿Cómo interpretas tú?:

    “La sectas religiosas, sus fundamentalismos irracionales y sus dogmas racionalizados contra la razón, la ciencia y la teoría de la evolución.”…

    Yo creo que es bien explícito Y que disipa cualquier duda. ¿Qué dudas puede haber?

    Las preguntas siguientes son un recurso lingüístico (retórico) de introducción a los videos.

    Nuestras habituales discusiones tienen que ver con el estatus de las disciplinas de la ciencia y sobre todo sobre la ideología y las prácticas de algunas de sus teorías, vale. Suelo cuestionar la ciencia como religión, vale. Pero tus dudas sobre mi fe no las comprendo.

    En todo caso, que quede claro.

    Yo pongo al mismo nivel las teorías científicas mercenarias (por dinero, poder, etc.) y los científicos y profesionales mercenarios o dogmáticos con las paranoias, ilusiones, dogmas, supersticiones, mentiras o crimenes de la religión: al mismo nivel de perversión, criminalidad y fundamentalismo.

    Yo distingo entre razón y fe. Distingo entre ciencia y religión. Distingo entre la creencia en las verdades reveladas y las verdades descubiertas o las verdades construidas.
    Niego toda autoridad o moral deista.

    Ahora bien, la ciencia positivista, la ciencia de los hechos y de las “conductas” e incluso disciplinas como la psiquiatría me parecen tan fundamentalistas y criminales como la religión. Quiero decir que hay disciplinas y disciplinados que en nombre de la ciencia matan, torturan, reprimen, controlan y manipulan a las personas. Niego la ciencia como religión. Niego su fundamentalismo y, sobre todo, su servicio incondicional a los intereses económicos o políticos.

    Espero haber disipado tus dudas, compañero.

    Por otra parte, los videos plantean claramente como en pleno siglo XXI seguimos como en el XIX. La religión como institución de poder (político, económico, ideológico, educativo, militar, pseudo-científico). La mentalidad de ciertas sociedades (EEUU, Inglaterra) están articuladas con este poder. Tienden a conformarse como estados teocráticos con tintes del III Reich. Aquí no, aquí es probable que tengan tanto o más poder que el propio estado. Las iglesias siguen dominando, interfiriendo y manipulando en muchos estados del mundo. Podríamos hablar del poder que tienen las instituciones religiosas aquí, tanto en la educación formal en todos sus niveles educativos como en otros ámbitos (sanitario, pobreza, indigencia, drogas, “menores”…). Tenemos un estado laico (o no confesional) donde la mayor parte de la educación y de la atención social está en manos religiosas…otra vergüenza más.

    Me cuesta aceptar que el discurso teocrático pueda no sólo determinar sino siquiera influir en la educación, en la ciencia, en los medios…

    Salud.

  3. Quique said, on 8 marzo 2009 at 5:31 pm

    ¿Conclusiones querido Juan? En todo caso dudas. Las que me planteaba esto que escribes: ¿Charles Darwin y la ciencia o los dioses y los dogmas de la fe?. Reconocerás que, sabiendo tus opiniones sobre la ciencia, resulta un planteamiento bastante abierto.
    Pero me lo has contestado. Estamos de acuerdo en la religión, obviamente, pero creo que sigues confundiendo a la ciencia con los abusos de la misma. La ciencia, por definición, no puede ser ninguna religión. Algo que se sabe ojeando el metodo científico. Repito, los abusos y las pseudociencias, son otra cosa.
    Pero, en cierta manera, ya me has aclarado las dudas…”La ciencia de los hechos (…) me parece tan fundamentalistas y criminales como la religión”. No hace falta decir nada más y desde luego en este punto nunca nos pondremos de acuerdo.
    De todas formas, si se trata de “abusos”, habría que empezar a mirar para Freud, Lacán y sus acólitos, y ver cuanto daño han hecho con sus terapias, sus supersticiones y su explicación Total (que lo explica todo, vaya) del mundo.
    Espero que te tomes esta discusión como algo intelectual, sin acritud.
    Un saludo.

  4. Juan A. Pérez said, on 9 marzo 2009 at 3:38 pm

    Hola Quique.

    Sin acritud, por supuesto.

    A mi me encantaría que fuese una discusión intelectual o no tanto pero siempre dentro de los límites de cortesía elementales. Esto no será ningún problema si nos centramos en cuestionar las ideas, conceptos, teorías, paradigmas o acontecimientos y excluimos cualquier referencia personal (tipo: “creo que sigues confundiendo a la ciencia con los abusos de la misma”. Es una referencia personal que está fuera de lugar intelectualmente hablando. ¿Por qué soy yo el confundido y no tú? ¿Tienes la verdad absoluta? Como no la tienes podrías partir de la hipótesis de que yo tengo otra concepción o interpretación diferente a la tuya, aunque esté equivocado (pero ese es otro tema). Es que si no parece que tú tienes la verdad y yo tengo que rectificar mis confusiones. Yo recuerdo haberte planteado alguna vez que “tenemos concepciones diferentes de la ciencia”: yo no te planteo que tú estés confundido.

    Sobre “las opiniones” si te parece pertinente partiremos de que al menos tengan tanta fundamentación y pertinencia las tuyas como las mías. Por lo menos de entrada. Y no demos por hecho que conocemos las opiniones de los demás porque podemos acabar interpretando nuestras propias interpretaciones. Así evitaremos que esto acabe como un diálogo de besugos y poca cosa más.

    Espero que esta reflexión que hago la recibas con la misma intención que yo quiero transmitirte: quiero conversar, discutir, aprender y disfrutar platicando contigo y que haya un muy buen rollo entre nosotros aunque discrepemos (que discrepamos).

    Volviendo al tema: dices: “pero creo que sigues confundiendo a la ciencia con los abusos de la misma”. No es confusión Quique. Es concepción: pura lingüística. Me explico: la “ciencia” no existe más que como abstracción, no es real, es simbólica, al menos desde el punto de vista lingüístico. Los que si existen son los que hacen ciencia (científicos, profesionales, instituciones) y las empresas con ánimo de lucro o públicas que les pagan. No se puede negar que los científicos, sus empresas o agencias tienen intereses ideológicos, económicos, personales, profesionales. No son ni neutrales ni objetivos (eso es pura ideología de la ciencia de los hechos). Lo niego rotundamente. Pero no es que lo niegue yo, hay teorías y paradigmas que lo niegan y lo argumentan. No hay una sóla versión de lo que es la ciencia, es más, no hay una ciencia hay muchas ciencias en función de la definición del objeto, del sujeto, del conocimiento, de la disciplina, etc… Por eso hay diversos paradigmas y tantas teorías. No hay consenso, hay diversidad y conflicto. Por muy novedosa y revolucionaria que fuera en su momento la ciencia positiva (que lo fue) hoy día es muy cuestionable. Quique, supongo que no te ha pasado por alto que yo suelo expresarme en términos como “los científicos”, “los profesionales” o “mercenarios asalariados” precisamente para eludir esa abstracción (“la ciencia”) a la que aludes continuamente y la distinción entre ciencia y abusos de los científicos. Independientemente de la teoría en cuestión (positivismo, complejidad, etc.) lo que es importante reseñar es lo que se hace con esas teorías. Y plantear que una cosa es la ciencia y otra ciertos abusos es eludir el conflicto que existe por los muchos abusos y crímenes cometidos por los científicos o profesionales que hablan en nombre de la ciencia y que la representan.

    Quique, hay un conflicto profesional muy serio que no se puede ni obviar ni negar, al menos en mi opinión, a saber, al servicio de quien están los científicos y los profesionales: al de quien le paga, al propio o al de las personas para las cuales trabajan. Este tema es ineludible. Y, ante este conflicto de intereses, querer representar la verdad (revelada, descubierta o construida), la neutralidad, la objetividad, etc. sólo es posible desde el fundamentalismo, el abuso de poder y la prepotencia. Claro está que quien está pagado defenderá sus intereses y los de quien le paga. Que se esté al servicio del ciudadano se tiene que demostrar en cada caso (que de buenas intenciones está el infierno enladrillado). ¿Qué opinas de este tema?

    Quique, leyendo y releyendo lo escrito me cuesta aceptar cómo planteas el tema. Sobre “¿Charles Darwin y la ciencia o los dioses y los dogmas de la fe?” Efectivamente, podría crear dudas pero sólo si no se lee el principio del texto: ”La sectas religiosas, sus fundamentalismos irracionales y sus dogmas racionalizados contra la razón, la ciencia y la teoría de la evolución.” No aparecen tantas dudas como me planteas. Yo no las veo. Te repito la pregunta ¿cómo interpretas tú este texto?

    Me dices “Reconocerás que, sabiendo tus opiniones sobre la ciencia, resulta un planteamiento bastante abierto” . Tú no sabes mis opiniones sobre la ciencia, tú interpretas algunas de mis opiniones según tu paradigma o marco teórico (en el mejor de los casos, en el peor desde tu ideología). Es que no es lo mismo. Y creo que esto debe ser una premisa básica para ti y para mi.

    Dices: “La ciencia, por definición, no puede ser ninguna religión” La ciencia no porque no existe nada más que como abstracción, como ideal. Pero los que representan la ciencia (científicos, instituciones) sí pueden ser una religión, no por definición no, por dogma, por interés, por desconocimiento, por… de hecho la “teoría del conocimiento” clásica, a las luces del siglo XXI, ha sido dogmática y sus efectos perversos y, también, criminales.

    Dices: <>
    Quique, mi posición es bien clara al respecto: la ciencia de los hechos rechaza todo lo que no sabe explicar, rechaza toda contradicción y sobre todo rechaza la idea de que las personas y las sociedades no son cosas, no son hechos, no son reacciones químicas. La ciencia de los hechos insiste en plantear al ser humano como un “organismo” despreciando ideas como la voluntad, la intencionalidad, los deseos o la propia dignidad. Es básicamente organicista, biologista, reduccionista, simplista y fundamentalista. Es una ciencia bien adaptada a quien la financia. Es interesada, vilmente interesada. Si tú tienes otro planteamiento expónlo, argumenta. No es suficiente con que valores lo que yo planteo: ¿cuáles son tus premisas epistemológicas para justificar la ciencia de los hechos?

    Hablas de Freud y de Lacan, aunque no se a cuento de qué: sabes que soy ateo. Ya hemos concluido que en cuestiones de religión más o menos coincidimos. ¿La religión del psicoanálisis, sus abusos, ha hecho daño con sus terapias? Claro que sí. Mucho, muchísimo. Pero convendrás conmigo que mucho menos que la psiquiatría (lobotomías, electrochocs, quimioterapia criminal, benzodiacepinas, “ritalín” y muchas otras animaladas). Muchísimo menos. No se pueden poner en el mismo nivel ni de animalidad ni de criminalidad. Si acaso podemos ponerlas en el mismo nivel de dogmatismo o superstición. Si hablamos de abusos, para concretar y no irnos por las ramas, hablemos de lo que pasa en los centros de menores, o en los centros terapéuticos o de la cronificación de casos en los servicios sociales. Concretemos.

    Quique, se de tu interés por estos temas. A mi también me interesan y te propongo seguir profundizando en los mismos. Pero me gustaría hacerlo con más rigor y con más método.

    ¿Cómo se define conocimiento?.
    ¿Cómo se define verdad científica?
    ¿Con qué definición de sujeto y de objeto partimos?
    ¿Aceptamos que la ciencia puede conocer lo real?
    ¿Aceptamos que la ciencia avanza por acumulación?
    ¿Aceptamos las premisas de neutralidad y objetividad del científico/profesional en sus apreciaciones respecto al sujeto y al objeto?
    ¿El método hipotético deductivo es válido hoy día para responder a los problemas personales o sociales?
    ¿Diferenciamos entre real y realidad o no?
    ¿Qué paradigmas niegan que la libertad, la dignidad, la voluntad o la intencionalidad sean objeto de conocimiento de la ciencia?
    ¿Qué estatus científico aceptamos para cada disciplina (pedagogía, física, psiquiatría, etc.)?

    Quique, estas preguntas me parecen elementales para poder iniciar un debate con cierto rigor. Lo demás creo que es opinión e ideología: no conocimiento, ni saber.

    ¿qué opinas?

    Creo que tu Alaska no está tan lejos de mi educathor como pueda parecer a primera vista. Tengo la sensación de que nuestras diferencias son más ideológicas que epistemológicas.

    Un abrazo.

  5. Juan A. Pérez said, on 9 marzo 2009 at 3:45 pm

    Lo que no ha salido publicado es lo siguiente:

    dices “Pero, en cierta manera, ya me has aclarado las dudas…”La ciencia de los hechos (…) me parece tan fundamentalistas y criminales como la religión”. No hace falta decir nada más y desde luego en este punto nunca nos pondremos de acuerdo”

    Va dentro de las comillas

  6. Quique said, on 9 marzo 2009 at 9:09 pm

    Hola Juan. Sigamos discutiendo pues hasta que nos cansemos, por supuesto con cortesía. No creo que haga falta decirlo.
    Lo que pasa es que si tú crees que decir “creo que confundes a la ciencia con los abusos de la misma” esta fuera de lugar intelectualmente hablando, pues yo creo que no, que está en la base de toda discusión intelectual: en definitiva pensar que el otro tiene parte de razón, o que está equivocado, etc. Y el otro en este caso, eres tú.
    Respetar a la persona, indiscutiblemente. Pero a las ideas hay que revolcarlas atosigarlas y exprimirlas.

    Dices “¿por qué soy yo el confundido y no tú? ¿Tienes la verdad absoluta?”. Evidentemente, yo creo que, en este tema, yo tengo la razón y que el confundido eres tú. Sí, claro. Igual que tú. Por eso discutimos. Pero espero que eso no lo consideres una falta de respeto.
    Yo, amigo Juan, respeto a las personas, pero las ideas son para discutirlas, no para respetarlas. Y desde luego lo que no soy es relativista. En este tema, al menos, o estoy confundido yo, o lo estás tú (aunque sea en partes y no necesariamente en el Todo) pero no vale eso de que la razón la tenemos los dos. Yo es que sí que creo en la verdad y en la objetividad. Por ejemplo, que esto con lo que estoy escribiendo es un ordenador y no un caballo. Esa es la verdad a la que me refiero, por mucho que los posmodernistas (no tú, ellos) digan lo que digan.
    Los hechos son los hechos. Uno puede interpretar un hecho, contarlo de una manera u otra, pero los hechos son los que son. Las bombas sobre Gaza eran hechos, no abstracciones. A eso me refiero. Hay verdades, de la misma forma que hay mentiras, como, por ejemplo, que no había armas de destrucción masiva en Irak. Eso son hechos.

    De todas formas, siguiendo el hilo de tus comentarios, si fueses tú el que tuvieses la verdad y yo el que tuviese que “rectificar mis confusiones”, no dudes en que lo haría al instante. Eso de que cada uno tiene “su” verdad está en la antítesis de lo que yo pienso y defiendo (y no sólo yo, obviamente, sino un montón de pensadores, científicos e intelectuales mil veces mejores que yo con los que coincido). Como dice Savater, quizás hay más de una verdad, pero es indiscutible que hay verdades más verdades que otras.

    Lo siento, pero, para discutir, yo no puedo partir de la premisa de que tus opiniones tienen tanta fundamentación como las mias o como las de cualquier otro. Ni te pediré que tú lo hagas. Si se quiere discutir intelectualmente, yo leo lo que escribimos, las argumentaciones, y a partir de ahí discuto, si el otro quiere y tiene ganas de discutir. Y si creo que el otro está equivocado, o está mal argumentado lo que explica, yo lo diré, intentando hacerlo con mejores argumentos que el suyo. Yo acepto la crítica, por eso espero de alguien que quiera discutir intelectualmente conmigo que la acepte y que no por eso deje de saludarme por la calle(lo que no implica estar de acuerdo). Pero esa es mi premisa. Una premisa, sin premisas. Evidentemente, cada uno es libre de aceptar el debate intelectual con quien quiera. Pero yo, quitando el ataque personal, que por otra parte nunca práctico ni me interesa, no acepto cortapisas ni censuras previas al debate (debate que también, amigo Juan, puede ser, y es, lógicamente, ideológico, además de epistemológico.). En eso, o el otro lo toma o lo deja, y tan amigos si hace una cosa o la otra.

    Entrando en materia, desde luego la ciencia no es ninguna abstracción. La ciencia, y su aplicación diaria, no es ninguna abstracción. Es fácil de explicar y no hace falta demasiada verborrea. Ocurre a cada segundo: ahora que escribo, cuando cojo un avión, pongo la tele, pruebo unas gafas, pongo la lavadora. Todo eso es resultado de la aplicación del conocimiento científico y es palpable. Decir que no existe la objetividad en la ciencia y que todo es por intereses, etc. etc. hombre, pues en fin, sólo hace falta ver los avances en la medicina e incluso, siempre que intentemos hablar con un mínimo de rigor, hasta de la psiquiatría.

    -En fin, son demasiados temas abiertos.

    Respecto al conflicto que planteas sobre el ES al que se le paga, y sus intereses propios o de las personas para las cuales trabaja, pues es un tema interesante. Pero, en mi opinión, depende, fundamentalmente, de la responsabilidad personal. Es decir, y ahora sí que me pongo (y me expongo) yo como ejemplo. En mi caso ( y yo, en estos temas sólo hablo por mi, porque no soy nadie para juzgar a ningún educador que no conozca) no hay tal conflicto. El hecho de que alguien me pague no resta ni un ápice de profesionalidad a mi trabajo, es decir a mis responsabiliades respecto a las personas que atiendo. Me creo lo que hago, simplemente. Que me paguen por lo que hago no significa que sea un mercenario, es decir,que tenga que hacer algo que vaya contra mi ética profesional. Eso quiere decir, por una parte, que respeto las jerarquias, por supuesto, pero que me enfrento con quien sea cuando las órdenes son contrarias a lo que yo creo que es mejor para una persona usuaria de los servicios sociales. De eso no dudo ni un instante. Nunca he tenido miedo de decir y hacer prevalecer mi opinión técnica ante presión de ningún tipo. Bueno sí, he tenido miedo, pero aún así he tenido claro de ser responsable con los usuarios. Pero hablo por mí, evidentemente, no puedo decir que eso es lo que hacen todos los educadores sociales. Yo sí, y aunque yo no lo hiciera, defendería que es lo que puede y debe hacerse. Eso no quiere decir que sea perfecto, eso quiere decir que parto de una ética profesional que es esa y que intento seguir lo mejor que puedo.
    También conozco mis limitaciones y mis responsabilidades. No justifico delante del usuario nada de la administración con lo que no esté de acuerdo. También es cierto que los usuarios también son responsables, y sus quejas no siempre están cargadas de razón. Obvio.
    Respecto a la verdad, yo creo que hay que buscarla, claro que sí. Y mi opinión es que este ha sido y es uno de los lastres de la educación social. Aquí todo vale, porque todas las opiniones son “respetables”. No , no, nada de eso. Puede haber más de una teoría, puede existir más de una técnica, pero hay teorías mejores que otras, y técnicas más aceptables que otras. Este no puede ser el reino del todo vale. Una verdad, por ejemplo, podría ser que la tortura es inaceptable como técnica educativa ¿no? ¿o también eso entra dentro de lo discutible? Hay más de una verdad, pues claro. Y muchas de ellas son incompatibles unas con otras, osea que habrá que ir decidiéndose por unas o por otras.

    Bueno, no sé, he escrito esto a mil por hora y no sé si se entenderá algo. Me gusta escribir con más calma y no con temás tan abiertos.

    Una última cosa, yo creo que sí que tenemos puntos de vista y maneras de ver la profesión muy diferentes, lo cual no es ni bueno ni malo, supongo. Yo, por ejemplo, creo que mi forma de entender la profesión, la ciencia, las verdades, incluso la relación con la administración,etc. es, en este mundo de la educación social por lo menos, muy políticamente incorrecta.

    Un abrazo.

  7. Juan A. Pérez said, on 9 marzo 2009 at 10:38 pm

    Quique, la verdad es que las cosas que planteas y cómo las planteas no me acaban de ni de convencer ni de interesar lo bastante. Además, me resulta muy difícil entenderte (y te lo digo sin ningún rintintin), tengo la sensación de que te vas por las ramas (esto es sólo una opinión).

    Pero la vida sigue y no pasa nada: yo no voy ha dejar de leerte por eso.

    No te enfades por lo de políticamente muy correcto. Igual si que eres muy incorrecto y yo no he sabido apreciarlo.

    Además, pienso ir a ver la obra de teatro.

    El café sigue pendiente.

  8. Quique said, on 10 marzo 2009 at 7:04 am

    Perfecto Juan. Oido cocina. No te molesto más.
    En ningún momento me he enfadado por lo de políticamente correcto. Al contrario, ya te he dicho que sé encajar las críticas. Es sólo que yo (y curiosamente tú también, según se aprecia en tus elogiosos comentarios dejados en mi blog, justo antes de empezar estas discusiones sobre la ciencia)opino muy diferente.
    No hay ninguna ofensa en que no me entiendas Juan. Quizás mi problema es que hablo muy clarito.
    Hasta siempre y gracias por esta interesante charla.
    Nos vemos en ese café (pago yo)
    Un abrazo

  9. anticris said, on 19 julio 2009 at 8:02 pm

    pienso q la religion, las sectas y todo eso es basura lo hicieron para controlas a la gente=personas de mentes debiles, que encuentran la tranquilidad de sus conciencias practicando cosas que son ilogicas

  10. jhonmalu said, on 17 septiembre 2009 at 6:38 pm

    me parec algo muy curioso jajajaj
    aver si algfuien tien ojos para ver y oidos para oir,
    esta frase es tan graciosa, nos engañan pidiendo limosnas para que se den la vida padre esos sacerdotes MALDITOS, pero sin embargo que sera dew ellos con el tiempo, vendra Dios y les castigara, o con el tiempo la ciencia abrira los ojos y les tirara estiercol en la cara? aver quien sabe


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: